top of page

Ciberseguridad en Colombia, una prioridad para todos

La ciberseguridad en Colombia se ha convertido en una cuestión de importancia crítica que supera los límites tradicionales de la tecnología y la informática para convertirse en una preocupación generalizada en la sociedad. La creciente necesidad de mayor concienciación y preparación en todos los estratos sociales frente a las amenazas digitales ha surgido a raíz de la alarmante ola de ciberataques y estafas digitales que han afectado no solo a expertos en el campo, sino también a la población en general.

Ciberataques durante el 2023


Cybersecurity






En 2023, Colombia experimentó un significativo aumento en la frecuencia y severidad de los ciberataques, destacándose como uno de los países latinoamericanos más impactados por esta creciente amenaza.


Más de 5.000 millones de intentos de ciberataques se registraron solo en el primer semestre del año, afectando a sectores diversos como el financiero, grupos empresariales, legales, gubernamentales y educación. El ransomware, una forma de ataque que implica el secuestro de información seguido de una demanda de rescate, fue el principal tipo de ataque experimentado, con empresas reportando pérdidas de hasta US$2 millones debido a estos ataques.


Estos incidentes de ciberseguridad no discriminan entre grandes corporaciones, el estado, pequeñas empresas o ciudadanos individuales, colocando a cada usuario de Internet como un blanco potencial. La diversidad y sofisticación de los ataques ponen de manifiesto la necesidad de una respuesta integral y robusta a esta creciente amenaza cibernética.


Las modalidades más alarmantes


Entre las modalidades de ciberataques más comunes en Colombia se encuentran las estafas a través de la ingeniería social, que se valen de la manipulación psicológica para engañar a las personas. Estos ataques pueden abarcar desde fraudes en sitios de citas hasta ofertas de empleo ficticias y la difusión de malware en redes sociales. La ingeniería social es especialmente preocupante porque no depende de vulnerabilidades técnicas, sino que explota la confianza y el engaño de las personas, lo que significa que cualquier individuo, independientemente de su nivel de conocimiento tecnológico, puede ser víctima de estos delitos.


Un caso particularmente alarmante fue el ataque a entidades de salud, como el grupo Keralty (propietario de la EPS Sanitas) y Audifarma, así como a entidades públicas como el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), donde se comprometieron datos sensibles de miles de usuarios. Estos incidentes no solo representan una grave violación de la privacidad de los pacientes, sino que también minan la confianza en instituciones fundamentales para el bienestar de la sociedad, lo que tiene graves consecuencias tanto en el ámbito de la salud como en otros sectores críticos.


Para hacer frente a estos desafíos crecientes, la educación y la concienciación emergen como herramientas clave. Es imperativo que todos los ciudadanos, desde usuarios individuales hasta empleados de grandes empresas, estén informados sobre las tácticas de los ciberdelincuentes y cómo proteger su información personal. Esto implica un conocimiento detallado de estrategias de phishing, el uso seguro de redes sociales y la importancia de mantener actualizados los sistemas de seguridad y software. Además, es vital adoptar buenas prácticas de ciberseguridad, como la verificación de fuentes, el uso de contraseñas robustas y el escepticismo ante ofertas irrealmente atractivas.

Ciberseguridad

Sin embargo, la respuesta al desafío de la ciberseguridad en Colombia no puede ser unilateral. Se requiere una acción coordinada que involucre tanto al estado como a las corporaciones para establecer políticas de seguridad efectivas, invertir en tecnologías de protección avanzadas y fomentar la formación continua en ciberseguridad. La colaboración entre el sector público y privado es crucial para desarrollar un ecosistema digital seguro y resiliente.


La ciberseguridad en Colombia es un reto que demanda la atención y participación activa de todos los sectores de la sociedad. La educación y concienciación son fundamentales, pero también lo es el desarrollo de políticas y estrategias integrales. Solo mediante un enfoque colaborativo multidisciplinario será posible construir una sociedad digital segura, capaz de enfrentar los desafíos del ciberespacio en constante evolución. La situación en 2023, con un incremento dramático en la incidencia y agresividad de los ciberataques, subraya la urgencia de tomar medidas efectivas para proteger la seguridad informática y garantizar un futuro digital más seguro y confiable para todos los ciudadanos de Colombia.











Si deseas tener siempre a la mano el artículo escrito por Oscar Gómez, te invitamos a descargarlo, compartirlo y comentarnos qué opinas al respecto.


La_ciberseguridad_en_Colombia_ una_prioridad_para_todos
.pdf
Descargar PDF • 5.05MB



REFERENCIAS

62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page